fbpx

La baja voluntaria

 

Concepto de baja voluntaria.

¿Qué es la baja voluntaria/dimisión?

El trabajador tiene la opción, siempre que lo estime conveniente y respecto de cualquier tipo de contrato (ya sea temporal o indefinido, a tiempo completo o parcial, formativo…), de poner fin a la realización laboral sin necesidad de alegar causa alguna. Es lo que se denomina baja voluntaria o dimisión, ambos son términos sinónimos en el ámbito del derecho del trabajo.

 

¿Que diferencia hay entre dimisión y abandono?

Ambas son las dos caras de una misma moneda. Implican lo mismo, finalización del contrato de trabajo por voluntad del trabajador pero en el caso de la dimisión se hace siguiendo unas normas básicas de notificación al empresario, y en el caso del abandono se hace sin avisar a nadie.

  • Dimisión.
    • Implica la obligación de realizar un acto formal básico de preaviso al empresario como definiremos en los siguientes apartados de esta publicación.
  • Abandono.
    • Se hace sin preavisar al empresario.
    • Para que el empresario pueda dar por concluida la relación laboral es necesario que la voluntad del trabajador de romper la relación laboral se manifieste explícitamente sin que deje asomo de duda sobre su intención de abandonar definitivamente el puesto de trabajo. Por ello la empresa debe utilizar en este supuesto todos los medios posibles para conocer cuales son las intenciones del trabajador. Cuando transcurren los tres días que el trabajador tiene de plazo para comunicar la incapacidad temporal la empresa puede entender que se trata de una baja voluntaria, para ello lo habitual es que notifiquen al mismo mediante carta certificada que en el supuesto de que no se reincorpore a su puesto de trabajo procederán a extinguir su contrato de trabajo.Si no hay respuesta por parte del trabajador puede proceder a despedir al trabajador por despido improcedente con causa en ausencias injustificadas al puesto de trabajo.En ninguno de los dos casos tendrá derecho a indemnización, aunque si la empresa optara por el despido disciplinario el trabajador sí tendría derecho a la prestación por desempleo.
    • Genera la obligación de indemnizar al empresario por daños y perjuicios, cuando éste haya probado que existen.

 

Procedimiento para solicitar la baja voluntaria.

¿Cómo tengo que presentar la dimisión?

Es conveniente que se la presentes al empresario por escrito, en doble copia, una para tí y otra para empresario, recogiendo la firma de ambos. No es obligatorio hacerlo de esta manera, ya que la legislación permite hacerlo tanto por medio escrito como oral, pero siempre es mejor que actos de esta naturaleza que son especialmente importantes, ya que ocasionan la extinción de una relación laboral, queden constatados por escrito.

 

¿Tengo que presentar la dimisión con una determinada antelación?

Sí. La dimisión tienes que presentarla con la antelación que indique el convenio colectivo o la que se haya pactado en el contrato de trabajo. A falta de disposición en este sentido, la legislación establece que debe hacerse con un preaviso de 15 días naturales.

En el caso de que incumplas el preaviso, el empresario podrá descontarte del finiquito el número de días que hayas incumplido de preaviso, e incluso podrá reclamartelos directamente cuando el finiquito sea de cuantía inferior a la suma de los días incumplidos de preaviso.

 

¿También tengo que presentar preaviso durante el periodo de prueba?

Si quieres finalizar la relación laboral durante el periodo de prueba, tendrás que notificar esta circunstancia al empresario, pero en este caso no se te exige que lo hagas con preaviso. El empresario tendrá que liquidar los días que hayas trabajado aunque no tendrás derecho ni a indemnización ni a recibir prestación por desempleo pues se trata igualmente de una extinción por la exclusiva voluntad del trabajador.

 

¿Puedo rectificar la baja voluntaria?

Siempre que no haya llegado la fecha de efectividad de la baja y mientras dure el periodo de preaviso de 15 días al que estás obligado, podrás retractarte de la misma y dejarla sin efectos.

Para eso tendrás que comunicarle al empresario que no es tu intención hacer uso de la baja voluntaria. La empresa no se podrá negar a aceptar tu nueva petición salvo que pruebe que con ello se le ocasiona algún perjuicio (como por ejemplo que haya ya contratado a un trabajador previendo tu cese inminente).

 

¿En qué casos no es conveniente solicitar la baja voluntaria?

Hay una serie de supuestos en los que no es conveniente solicitar la baja voluntaria:

  • Cuando la empresa te incita a ello.
    La baja voluntaria debe ser siempre una decisión del trabajador y no venir sugerida ni exigida por el empresario con la finalidad de ahorrarse el dinero de la indemnización que tendrá que pagarte si opta por la vía del despido objetivo.
  • Cuando la empresa haya introducido modificaciones que te perjudiquen.
    En estos casos podrás romper tu contrato de otra manera más favorable, con derecho a indemnización y desempleo, sin necesidad de recurrir a la baja voluntaria.
    • Movilidad geográfica que te obligue a cambiarte de domicilio o a recorrer largas distancias para acceder al puesto de trabajo (las indicadas en esta publicación), no sea notificado con 30 días antelación a la fecha de efectividad o el desplazamiento tenga un coste superior a la cantidad ingresada en nómina.
    • Por impagos o retrasos reiterados en el pago del salario, aunque en este supuesto es necesario acudir al juez para su reconocimiento.
    • Supuestos de violencia de género en los que la mujer deba ejercitar su derecho a la movilidad.

 

Consecuencias de la baja voluntaria.

¿Qué derechos tengo si presento la baja voluntaria?

Tras las presentación de la baja voluntaria conservas los siguientes derechos:

  • Liquidación de las deudas pendientes:
    El último día de trabajo la empresa tendrá que hacerte entrega de la propuesta de liquidación. Esto quiere decir que tendrá que abonarte el finiquito (vacaciones no disfrutadas, dietas, pagas extraordinarias…), con independencia de que pueda descontarte del mismo los días que hayas incumplido del preaviso establecido. El finiquito tiene que incluir el pago de la parte proporcional de las pagas extraordinarias cuando no estuvieran prorrateadas, así como las vacaciones generadas y no disfrutadas. Si en el momento de presentar la baja voluntaria la empresa te debe cantidades dinerarias, podrás reclamarlas aún después de haber abandonado la empresa, siempre y cuando lo hagas dentro de los plazos ordinariamente establecidos para cada una de las reclamaciones.

 

¿Qué derechos pierdo respecto del despido?

Al irte voluntariamente de tu puesto de trabajo pierdes una serie de derechos que en cambio sí tendrías si el empresario te hubiera despedido

  • Sin derecho a indemnización.
    La baja voluntaria no da derecho a recibir indemnización. Los supuestos indemnizados más cercanos a la baja voluntaria son aquellos en los que el trabajador puede legalmente romper su contrato cuando se ve perjudicado por la decisión empresarial.
  • Sin derecho a desempleo.
    Para poder recibir la prestación por desempleo se requiere, además de tener el suficiente número de días cotizados, estar en situación legal de desempleo. La situación legal de desempleo comprende aquellos supuestos en los que el contrato se extingue por voluntad de la empresa, o bien cuando lo sea por voluntad del trabajador al verse perjudicado por las decisiones adoptadas por el empresario.

 

Cobrar el paro tras la baja voluntaria.

¿De qué manera puedo conseguir cobrar el paro tras una baja voluntaria?

Si tras la baja voluntaria obtienes un nuevo trabajo y éste finaliza por una causa diferente, estarás en situación legal de desempleo y podrás recibir la prestación por desempleo siempre que cumplas con el requisito mínimo de días cotizados que se exigen para ser perceptor de dicha prestación.

La legislación no precisa cuánto tiempo debes estar trabajando tras la baja voluntaria para poder tener derecho a la prestación por desempleo. Lo que está claro es que si tu nuevo empleo dura unos pocos días levantará sospechas de fraude y la prestación será rechazada con una gran probabilidad. En la práctica estamos observando que lo ideal es que el nuevo empleo tenga una duración que ronde, como mínimo, los tres meses de duración.

Respecto de los periodos de prueba la legislación sí establece un plazo determinado, de forma que se exige que que el periodo de prueba realizado tras una baja voluntaria deba tener una duración de al menos tres meses para poder dar lugar a la situación legal de desempleo.

 

¿Puedo pactar con el empresario un despido disciplinario para poder cobrar el paro?

El despido disciplinario aunque no da derecho a recibir indemnización sí permite el acceso a las prestaciones por desempleo (siempre que cumplas el requisito de suficientes días cotizados para tener acceso a la misma: 360 días dentro de los 6 años anteriores).

Ocasionalmente el trabajador se puede ver tentado a pactar con la empresa que le haga un despido disciplinario para así cobrar el desempleo, no teniendo a priori nada que perder la empresa ya que este despido no le obliga a abonar indemnización.

Esta es una práctica que implica un fraude a la Seguridad Social y puede tener graves consecuencias tanto para la empresa como para el trabajador:

  • Sanciones a la empresa que pueden oscilar entre los 3.005€ a 90.151€.
  • Extinción al trabajador de la prestación por desempleo que hubiera estado percibiendo y la exigencia de la devolución de las cantidades recibidas con prohibición de poder acceder a la misma durante un año.
  • Responsabilidad penal con penas de prisión de 6 meses a 3 años por fraude a la seguridad social mediante la obtención para sí mismo o para otro de prestaciones indebidas o extenderlas en el tiempo.

Tampoco se debe desdeñar la facilidad con la que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, antes INEM) podría detectar el fraude: una vez que la empresa presenta el certificado de empresa indicando la extinción del contrato y la razones del mismo, analiza pormenorizadamente cada caso y ante las sospechas de fraude (por ejemplo, no haber reclamado contra el despido disciplinario) solicitará la intervención de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS), solicitando que se presente prueba de haber demandado contra el despido.

 

Alternativas a la baja voluntaria.

Antes de presentar una baja voluntaria el trabajador debe valorar la posibilidad de solicitar una excedencia voluntaria. Con ella cesarás en la prestación de servicios, igual que con la baja voluntaria, pero a diferencia de ésta conservarás el derecho al reingreso en la empresa si existieran vacantes disponibles en el momento de solicitar la reincorporación. Es cierto que no tienes la seguridad del reingreso cuando lo pidas ya que si la empresa no ofrece vacante no podrás reincorporarte a la misma, pero al menos conservas esta opción.

Tras la baja voluntaria también puedes buscar un nuevo empleo, tras el cual y siempre que no finalice de la misma manera, podrás recibir prestación por desempleo. Nada se dice de la duración del empleo indicado para generar derecho a desempleo, pero en principio podríamos aplicar la norma general del mínimo de tres meses de duración.

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Posts recientes

Dejar un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar