fbpx

La pensión de jubilación en 2019

La forma de conseguir pensión de jubilación en 2019 de la que hablaremos en este artículo es aquella a la que se accede al cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación, siendo esta edad aquella que ronda los 65/66 años de edad en función de los años cotizados. Es la modalidad común, la más frecuente, la que no implica la aplicación de coeficientes reductores por a su acogimiento.

Requisitos de la pensión de jubilación.

¿A qué edad me puedo jubilar?

La edad legal para conseguir la pensión de jubilación en 2019 es de 65 años y 8 meses de edad, o de 65 años cuando se tenga cotizados al menos 36 años y 9 meses.

 

¿Qué otros requisitos se exigen además de la edad?

  • Es requisito mínimo para acceder a cualquier pensión de jubilación en 2019 que se haya cotizado al menos durante 15 años (es lo que se llama carencia general), de los cuales 2 deben estar comprendidos dentro de los los últimos 15 años (es lo que se llama carencia específica).
  • Haber cesado en el trabajo. Ya que se trata de un supuesto de acceso a la jubilación ordinaria, es elemento necesario.
  • También se requiere estar al corriente en el pago de todas las deudas con la Seguridad Social.

 

¿Qué pasa si he estado cotizando durante varios años a tiempo parcial?

  • Es evidente que un día trabajado al 50% de la jornada a tiempo completo no puede considerarse como un día cotizado. Por eso, la Seguridad Social hace un cálculo de los días realmente cotizados en estos supuestos.
  • Todo trabajador que preste servicios a tiempo parcial tiene asignado, o debería tenerlo, desde el momento en que es contratado, un coeficiente de parcialidad. Ese coeficiente representa la porción de tiempo que ese trabajador presta servicios en relación a la jornada de otro trabajador a tiempo completo. De modo que si se trabaja al 50%, el coeficiente será 0,50. La Seguridad Social multiplica los días cotizados por el trabajador por ese coeficiente, resultando de eso los días que se consideran como cotizados a efectos de acceso a la prestaciones (días teóricos de cotización).

 

Cuantía de la pensión de jubilación en 2019.

¿Qué se tiene en cuenta para determinar la cuantía a percibir por jubilación?

Hay dos elementos principales para la determinación de la cuantía:

  • Las bases de cotización por las que se haya cotizado en un determinado periodo de tiempo, que en el 2019 será de 264 meses, dividido a su vez por el divisor 308 (el resultado de esto es la base reguladora de la pensión de jubilación en 2019).
  • Un porcentaje aplicable al resultado del cálculo anterior (base reguladora), que será mayor o menor en función del número de años cotizados. Existe una escala de porcentajes que oscila en 2019 entre el mínimo de 15 años cotizados al que corresponde un porcentaje del 50%, al máximo de 35,5 años cotizados al que corresponde el porcentaje del 100%.

Ejemplo! Primeramente se hace una suma de las bases por las que se ha cotizado en los últimos 264 meses (22 años) , posteriormente debe dividirse ese número por 308, y al número resultante de hacer esa operación se le aplica un porcentaje en función de los años cotizados. El resultado es la cuantía de la pensión.

1º Base mensual: 1.500 € en los últimos 264 meses
2º 1500 € x 264 = 396.000 €
3º 396.000 € ÷ 308 = 1.285,71€
4º Porcentaje aplicable a 1.285,71 € en función años cotizados

 15 años: 50% de la BR

 20 años: 65% de la BR

 25 años: 80% de la BR

 30 años: 90% de la BR

 35,5 años: 100% de la BR

 

¿Qué pasa si hay periodos en los que no he cotizado?

Si a la hora de hallar la base reguladora, esto es la suma de las bases de cotización de los últimos 264 meses dividido entre 308, existieran meses no cotizados (lo que se denominan lagunas de cotización), se aplicarán lo que se denominan reglas de integración. Estas son considerar como cotizados meses en los cuales no se ha cotizado, en concreto por lo primeros 48 meses cotizados se integran esas lagunas con la base mínima de cotización, y los siguientes meses sin cotizar se integran con 50% de la base mínima de cotización vigente en cada momento.

En los supuestos en que en alguno de los meses se haya cotizado únicamente en parte del mismo, ¿cómo se cubre dicha laguna parcial? se procede igualmente a la integración señalada en el párrafo anterior, por la parte del mes en que no exista obligación de cotizar.

 

Compatibilidad.

¿Es compatible la pensión de jubilación con otros trabajos?

La pensión de jubilación es incompatible con trabajos por cuenta ajena, salvo claro está en los supuestos de jubilación anticipada previstos legalmente y que recogemos en este mismo artículo, que en todo caso van a implicar una reducción de la pensión de jubilación. No existe fórmula legal para compatibilizar el trabajo por cuenta ajena con la percepción de la pensión de jubilación en 2019 en su totalidad.
No obstante para aquellos que quieran trabajar por cuenta propia, existe la posibilidad de compatibilizar la pensión íntegra con el trabajo, siempre que los rendimientos derivados de ese trabajo no superen la cuantía del Salario Mínimo Interprofesional (que en 2019 está fijado en 900€).

 

Nacimiento de la pensión de jubilación. El hecho causante.

¿En qué momento solicitar la pensión de jubilación?

El momento idóneo para solicitar la pensión de jubilación en 2019, como en todas las prestaciones, es aquél en que se produce el hecho causante de la prestación. ¿Y qué es el hecho causante? es el momento en que se produce la contingencia (la situación de necesidad) que da lugar a la prestación. En el caso de la pensión de jubilación el hecho causante se produce cuando se da el cumplimiento de la totalidad de los requisitos exigidos para la percepción de la jubilación, el cumplimiento de la edad de jubilación junto con el requisito de carencia acumulada (de días cotizados).

 

¿Cuando empiezo a recibir la pensión de jubilación si estoy dado de alta?

  • Si la solicitud se presenta con anterioridad al cese en el trabajo o dentro de los 3 meses siguientes al cese, la pensión se percibe desde el día siguiente de producirse el hecho causante.
  • Si la solicitud se ha presentado pasados los tres meses desde la fecha del cese, la pensión se percibe desde la fecha de la solicitud con una retroactividad máxima de 3 meses.

 

¿Cuando empiezo a recibir la pensión de jubilación si estoy en situación asimilada al alta?

Nace y es efectiva desde el día siguiente a la solicitud o cuando se produzca el hecho causante, según cual sea la situación asimilada de que se trate.

 

¿Cuando empiezo a recibir la pensión de jubilación si no estoy de alta?

Desde el día siguiente al de la presentación de la solicitud. Puedes descargarte la presentación de la solicitud aquí.

 

 

Extinción de la pensión de jubilación.

¿En qué supuestos se puede extinguir la pensión de jubilación que recibo?

Pensión de jubilación en 2019

Pensión de jubilación en 2019

La extinción de la pensión de jubilación puede producirse por la siguientes circunstancias:

  • Fallecimiento del pensionista
  • Sanción disciplinaria

 

 

Suspensión de la pensión de jubilación en 2019.

¿En qué supuestos se puede suspender la percepción de la pensión de jubilación?

  • Cuando el pensionista fuera a realizar un trabajo incompatible con el percibo de la pensión, debe comunicarlo previamente al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), en cuyo caso la pensión quedará en suspenso y la empresa vendrá obligada a solicitar el alta y a ingresar normalmente la cotización.

 

Jubilación antes de los 65 años (Jubilación anticipada).

¿Puede todo trabajador jubilarse antes de los 65 años?

Esta posibilidad solo está prevista en determinadas situaciones con el cumplimiento de determinados requisitos o para concretos colectivos de trabajadores.

Los supuestos son los siguientes:

-Por haber sido despedido.

  • Reducción sólo posible hasta los 61 años (con +36 años y 9 meses cotizados) o 61 años y 8 meses (con -36 años y 9 meses cotizados). Es decir, se trata de una reducción de cuatro años respecto de la edad ordinaria de jubilación.
  • Deben de tenerse 33 años cotizados.
  • Se reducirá la cuantía de la pensión en un porcentaje anual por cada año de anticipación, porcentaje que variará en función de los años cotizados por el trabajador:
    • 33-38 años: -7,5%/año.
    •  38-41 años: -7,0%/año.
    • 41-44 años: -6,5%/año.
    • +44 años:    -6,0%/año.

– Por voluntad del trabajador.

  • Reducción solo posible hasta los 63 años (con +36 años y 9 meses cotizados) o 63 años y 8 meses (con -36 años y 9 meses cotizados). Es decir, se trata de una reducción de 2 años respecto de la edad ordinaria de jubilación.
  • Deben de tenerse 35 años cotizados.
  • Se reducirá la cuantía de la pensión en un porcentaje anual por cada año de anticipación, porcentaje que variará en función de los años cotizados por el trabajador:
    • 33-38 años: -8,0%/año
    • 38-41 años: -7,5%/año
    • 41-44 años: -7,0%/año
    • +44 años:    
    • /año

 

– Por discapacidad.

  • Si se tiene discapacidad del 65%: Se puede anticipar los días que resulten de: multiplicar 0,25 por el número de días cotizados.
  • Si se tiene discapacidad del 65% y se necesita la ayuda de tercera persona: Se puede anticipar los días que resulten de multiplicar 0,50 por el número de días cotizados.  

–  Por profesión.

  • Mar.
  • Minería.
  • Toreros.
  • Artistas.
  • Ferrocarril.

 

Seguir trabajando tras el cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación.

¿Una vez cumplida la edad de jubilación se puede seguir trabajando y empezar a cobrar más tarde la jubilación?

Si. Se puede seguir trabajando tanto tiempo como se desee.

¿La parte de jubilación no disfrutada se recibe posteriormente?

No.

¿El tiempo que se está trabajando tras haber cumplido la edad de jubilación incrementará la pensión a percibir cuando se opte?

Si. El porcentaje aplicable a la base reguladora se incrementa por cada año que se retrase el acceso a la jubilación, de la siguiente manera:

  • Hasta 25 años: +2%/año
  • 25-37 años: -2,75%/año
  • +37 años: +4%/año

 

Jubilarse y trabajar al mismo tiempo.

¿Se puede percibir la pensión de jubilación y trabajar al mismo tiempo?

Si. Pero está sujeto a unos límites o condiciones que desarrollamos seguidamente.

 

¿Qué tipos de compatibilización jubilación-trabajo existen?

Tenemos que distinguir los siguientes supuestos en función del tipo de trabajo que se quiera compatibilizar y en qué momento decida hacerse:

– Estando percibiendo ya la pensión completa:

Este es el supuesto en que el trabajador ya se encuentra jubilado y percibiendo su pensión, y decide que quiere retomar el trabajo.

Veamos qué supuestos existen, en función del tipo de trabajo que quiera realizarse.

Trabajo por cuenta propia.

Tiene como característica más destacable que la pensión no se verá reducida. Eso sí, no se podrá ganar más del salario mínimo (que en 219 está fijado en 900€ mensuales).

Trabajo por cuenta ajena o propia. (Jubilación activa).
    • Se compatibiliza el 50% de la pensión con el trabajo por cuenta ajena o propia y que puede ser realizado a tiempo completo o parcial.
    • Se requiere que se se esté percibiendo el 100% de la pensión (es decir, la totalidad de la cuantía que integra la base reguladora).
    • Durante la realización del trabajo los empresarios y los trabajadores cotizarán a la seguridad social de forma limitada, lo que en ningún caso servirá para incrementar la cuantía de la jubilación, que como ya dijimos será como mínimo del 100% ya que no es posible acceder a esta modalidad con una cuantía menor. Se cotiza por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, y por una cotización especial de solidaridad del 8%.
    • Finalizada la relación laboral por cuenta ajena o producido el cese en la actividad por cuenta propia, se restablecerá el percibo íntegro de la pensión de jubilación.
Trabajo por cuenta ajena. (Jubilación flexible).
    • Se reduce el percibo de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo.
    • La jornada a realizar no puede ser completa, sino que debe ser de entre un 25 y 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable.
    • Además de cotizar, se modificará la cuantía de la pensión en función al nuevo tiempo cotizado.

En la siguiente publicación te explicamos las diferencias entre trabajador por cuenta ajena y autónomo.

 

– En el momento de empezar a recibir la pensión de jubilación. (Jubilación parcial)

En este caso es en el momento de acceder a la pensión cuando se decide compatibilizarla con el trabajo, y no una vez que se está percibiendo totalmente la jubilación como sucede en los casos vistos antes. Aquí en ningún momento se ha llegado a percibir la totalidad de la pensión, sino que se toma la decisión al mismo tiempo de cobrarla y seguir trabajando a tiempo parcial.

  • Se reduce el percibo de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo.
  • Ha de celebrarse un contrato a tiempo parcial para hacer efectivo el tiempo trabajado compatibilizado con la pensión.
  • Capacidad para acceder a ella en dos momentos:
El momento de cumplir la edad ordinaria de jubilación
      • Con 65 o 65 y 8 meses, como hemos visto con anterioridad).
      • No se le obliga a la empresa a celebrar un contrato de relevo.
A los 61 años
      • Incremento gradual hasta 2027.
      • Se debe reducir la jornada entre un 25% y un 50%, o incluso el 75%.
        • El trabajador debe tener una antigüedad en la empresa de 6 años.
        • Se deben tener 33 años cotizados
        • Se obliga a la empresa a celebrar un contrato de relevo: esto es, que se contrate a un trabajador para que cubra la parte de jornada dejada de trabajar por el trabajador que se jubila parcialmente.
        • Los contratos de relevo tendrán la duración igual a la del tiempo que le falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad legal de jubilación. Cuando el contrato de relevo sea de carácter indefinido y a tiempo completo, deberá mantenerse, al menos, durante una duración igual al resultado de sumar 2 años al tiempo que le falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad ordinaria de jubilación
        • ¿Puede el jubilado parcial acogerse a la jubilación ordinaria o anticipada? Sí, en cualquier momento se podrá solicitar la pensión de jubilación ordinaria o anticipada.
        • ¿Se verá disminuida su pensión cuando la solicite por haber estado compatibilizando la pensión con el trabajo? No, ya que se le reconocen una serie de ventajas: las bases de cotización correspondientes al periodo de jubilación parcial se computarán incrementadas hasta el 100% de la cuantía que hubiera correspondido de haber trabajado durante dicho periodo a tiempo completo. Y además, se tomará como periodo cotizado, a efectos de determinar el porcentaje aplicable a la base reguladora, el periodo de tiempo que medie entre la jubilación y la jubilación ordinaria o anticipada.

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Posts recientes

Dejar un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar