Los subsidios por desempleo en 2021, ¿cuántos hay y cómo solicitarlos?

 

 

El subsidio por desempleo es una prestación de escasa cuantía que se recibe en supuestos determinados, normalmente al finalizar la duración de la prestación por desempleo o cuando no se tiene derecho a ella por no tener 365 días cotizados, aunque también en algunos otros supuestos más infrecuentes que veremos a continuación.

 

Puede solicitar un subsidio aquella persona que, encontrándose en situación de desempleo de forma involuntaria, no tenga ingresos propios que superen los 712,50 euros mensuales (el 75 % del SMI en 2021). Y en la mayor parte de los subsidios se exige que la unidad familiar de la persona que solicita el subsidio no supere en promedio por cada miembro ese límite. La unidad familiar la forman el solicitante, su cónyuge y los hijos menores de 26 que convivan y dependan económicamente.

 

Cuantía a recibir en 2021.

 

La cuantía a recibir es reducida, ya que se fija en el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), lo que equivale a una cuantía de 451,92€. La cuantía puede ser aún menor cuando el último contrato hubiera sido a tiempo parcial, en cuyo dicha cuantía se verá reducida por el porcentaje de jornada del último de dichos contratos, es decir, si el último de los contratos era parcial con una jornada del 40%, se recibirá el 40% de los indicados 451,92€.

 

Dónde se solicitan.

  • De forma presencial: en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, antes INEM), para lo que previamente debe solicitarse cita previa por internet o cita previa por teléfono.
  • Por internet: mediante vía electrónica es posible solicitar también subsidio, a través de la web del SEPE que te facilitamos. Una vez dentro podrás iniciar la tramitación de la solicitud haciendo click en “solicitud de subsidio por desempleo” (con certificado) o sino mediante el formulario pre-solicitud.

 

 

subsidios desempleo 2021

subsidios desempleo 2021

 

 

Los ocho subsidios por desempleo en 2021.

Hay distintas clases de subsidios en función de las circunstancias personales en que se encuentra la persona que solicita la ayuda (cotizaciones, edad, responsabilidades familiares, prestaciones que se hayan agotado etc).

 

Subsidio por Covid-19

Este es un subsidio transitorio creado para hacer frente a la crisis sanitaria generada por el Covid-19. Tiene una duración de 90 días cómo máximo y lo pueden solicitar quienes hayan agotado ayudas por desempleo entre el 14 de marzo de 2020 y el 30 de junio y continúen en situación de desempleo y sin percibir otras ayudas.

 

Concretamente se tiene que haber agotado:

  1. La prestación contributiva por desempleo (el paro por haber cotizado más de un año).
  2. Un subsidio por desempleo ordinario (ayuda familiar, insuficiencia de cotización, mayores de 45 años sin cargas, etc).
  3. El subsidio extraordinario por desempleo (subsidio SED).
  4. La Renta Activa de Inserción (RAI).

 

Subsidio por cotización insuficiente.

Aquellos casos en los que no has percibido una prestación por desempleo por no tener el tiempo suficiente de cotización exigido para recibirla (365 días) da derecho a recibir el subsidio por desempleo, siempre y cuando se tengan al menos 3 o 6 meses cotizados cuando se tengan o no responsabilidades familiares respectivamente.

Accede a nuestra guía sobre el subsidio por cotización insuficiente.

 

 

El subsidio por agotar el desempleo con responsabilidades familiares.

Orientado a aquellos que finalizan la prestación por desempleo pero que tienen responsabilidades familiares (después veremos que existe aquél destinado a los que, agotando la prestación por desempleo y no tienen responsabilidades familiares pero tienen más de 45 años de edad).

Por responsabilidad familiar se entienden dos cosas: tener a cargo a determinadas personas (y no solo comprende a los hijos como usualmente se piensa) y por otro lado que esas personas a cargo no obtengan determinadas rentas ni conjunta ni individualmente.

Da derecho al disfrute de este subsidio que tengas a cargo alguna de las siguientes personas:

  • Cónyuge casado (excluidas las parejas de hecho).
  • Hijo o hija menor de 26 años.
  • Hijo o hija  Mayor de 26 años con discapacidad.
  • Hijo o hija  Menor de 18 años.

 

Pero además dichas personas a cargo deben de cumplir un requisito económico, como en todos los subsidios como he indicado en el inicio del artículo, de modo que la persona o personas que tengan a cargo no obtengan rentas por encima de una cantidad determinada. Para calcular dicho límite deben sumarse conjuntamente las rentas que obtienen todos los familiares a cargo y dividirlos entre el número total de ellos, no debiendo ser el resultado superior al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (712,50€).Pero además tampoco se permite que ninguno de los familiares a cargo obtenga individualmente rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (712,50€).En ambos casos no se tiene en cuenta la suma de las horas extraordinarias.

 

El subsidio por agotar el desempleo con más de 45 años de edad.

Subsidio para quienes han agotado la prestación contributiva por desempleo, carecen de rentas (como en todos los subsidios), tienen 45 o más años y no tienen responsabilidades familiares, porque si las tuvieran, pedirían el subsidio del que hablamos anteriormente (el de responsabilidades familiares).

 

Subsidio para mayores de 52 años.

Todas aquellas personas mayores de 52 años de edad tienen derecho a recibir una ayuda económica, aunque como es lógico tienen que cumplirse una serie de requisitos que aunque veremos detalladamente con posterioridad podemos resumir en los siguientes:

  • Estar desempleado.
  • Tener 52 años de edad cumplidos cuando se haya agotado la prestación o subsidio por desempleo.
  • Estar inscrito como demandante de empleo durante al menos un mes, sin que durante ese mes se haya podido rechazar oferta de empleo adecuada, ni se hubiera podido negar, salvo motivo justificado, a la realización de acciones de promoción, formación o reconversión profesional.
  • Haber cotizado por jubilación al menos 15 años, dos de los cuales tienen que estar comprendidos en los 15 años inmediatamente anteriores al acceso a la prestación. El trabajador, en esas condiciones, cumple con todos los requisitos, salvo el de la edad, para acceder a la pensión de jubilación y por ese motivo se le permite acceder al subsidio especial para mayores de 52 años hasta el momento en que cumpla el requisito que le falta, la edad, para acceder a la pensión de jubilación.
  • Haber cotizado por desempleo durante al menos 6 años. Esto implica en la práctica que se tiene que haber cotizado al Régimen General, ya que el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos no contempla la posibilidad de cotizar por desempleo (únicamente por el concepto de cese de actividad).

 

Este subsidio ha entrado en vigor el 13 de marzo de 2019, y ha pasado a sustituir al anterior subsidio para mayores de 55 años.

 

Accede a nuestra guía sobre el subsidio para mayores de 52 años

 

Subsidio para emigrantes retornados

Subsidio para las personas que regresan a España después de haber trabajando en países sin convenio bilateral de desempleo con España o bien que no pertenezcan al Espacio Económico Europeo. Guía del subsidio para emigrantes retornados.

 

 

Subsidio para liberados de prisión

Se trata de un subsidio para excarcelados que hayan cumplido una condena superior a 6 meses y que no tengan derecho a otras prestaciones o subsidios. 

 

 

Subsidio por revisión de una incapacidad

Es un subsidio para las personas sin ingresos a las que por mejoría de una dolencia de incapacidad permanente reconocida por el INSS le es posteriormente finalizada y tienen carencia de rentas. 

 

Subsidio y renta agraria

Es un subsidio previsto para los trabajadores eventuales que se encuentren afiliados al Sistema Especial Agrario de la Seguridad Social (SEASS) y presten servicios en Andalucía y Extremadura. Que sean eventuales quiere decir que no son indefinidos sino que están contratados por tiempo determinado, por lo que los trabajadores indefinidos están excluidos de este subsidio.

Accede a nuestra guía sobre el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura

 

 

Otras ayudas extraordinarias.

 

Se conocen como “ayudas extraordinarias” que se pueden solicitar como último recurso cuando no es posible pedir ni la prestación contributiva (el paro por haber trabajado 360 o más días), ni tampoco ninguno de los subsidios ordinarios.

Renta Activa de Inserción (RAI)

La Renta Activa de Inserción es una ayuda extraordinaria dirigida a personas que se encuentran en especiales necesidad económicas y en dificultades para encontrar nuevo empleo y tengan menos de 65 años de edad, siempre que adquieran el compromiso de realizar actuaciones favorecedoras de su inserción laboral.

 

Esta ayuda forma parte de la acción protectora por desempleo del régimen público de seguridad social, si bien con un carácter específico y diferenciado del nivel contributivo y asistencial.

 

Accede a nuestra guía sobre la Renta Activa de Inserción.

 Subsidio Extraordinario de Desempleo (SED)

El Subsidio Extraordinario de Desempleo es una ayuda extraordinaria que establecen los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Está prevista para dos colectivos diferentes de personas, que veremos en los siguientes apartados, pero en todo caso está enfocada para todas aquellas personas que hayan agotado ayudas ordinarias y extraordinarias por desempleo y se encuentren en situación de insuficiencia económica con responsabilidades familiares.

Esta ayuda está condicionada a que la tasa de desempleo de España según la Encuesta de Población Activa (EPA) no baje del 15%, aunque el Ministerio de Trabajo ha mostrado la intención de rebajar el porcentaje en próximas fechas con la finalidad de asegurar su supervivencia.

 

Accede a nuestra guía sobre el subsidio extraordinario de desempleo

 

 

El Ingreso Mínimo Vital (IMV).

El Ingreso Mínimo Vital consiste en una prestación de naturaleza económica que está dirigida a prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social de las personas que vivan solas o integradas en una unidad de convivencia, cuando se encuentren en una situación de vulnerabilidad por carecer de recursos económicos suficientes para la cobertura de sus necesidades básicas.

 

Las personas titulares, cuando estén integradas en una unidad de convivencia, deberán tener una edad mínima de 23 años, o ser mayor de edad o menor emancipado en caso de tener hijos o menores en régimen de guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente, y deberán ser menores de 65 años. Excepcionalmente, cuando la unidad de convivencia esté integrada sólo por mayores de 65 años y menores de edad o incapacitados judicialmente, será titular el mayor de 65 años que solicite la prestación.

Accede a nuestra guía sobre el Ingreso Mínimo Vital

 

Rentas de Inserción de las Comunidades Autónomas

Son competencia de las Comunidades Autónomas, que a través de sus Servicios Sociales establecen rentas de inserción propias. Son ayudas destinadas a personas con carencia de rentas y que no tienen como exigencia las cotizaciones por desempleo, sino otros criterios de asistencia social como ingresos, número de miembros de la unidad familiar, riesgo de exclusión social, etc.

 

 

 

[Total: 0   Promedio: 0/5]
Posts recientes

Dejar un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar