fbpx

Cambio de contrato: de jornada completa a tiempo parcial

 

Concepto de jornada a tiempo completo y jornada a tiempo parcial.

¿Qué diferencia hay entre la jornada a tiempo completo y la jornada a tiempo parcial?

  • La jornada a tiempo completo es la máxima establecida por la legislación (40 horas semanales) o en su defecto la indicada en el convenio colectivo que sea aplicable al trabajador, que podría ser inferior a la indicada por la legislación pero nunca superior a la misma.
  • La jornada a tiempo parcial existe cuando se acordado que se presten servicios durante un número de horas inferior a la de un trabajador de la empresa con el mismo tipo de contrato y que realice un trabajo similar, y si no existiera se tomará como referencia la jornada a tiempo completo que se indique en el convenio colectivo o en su defecto la establecida en la legislación.También se considera como contrato a tiempo parcial aquél que se celebra por un trabajador de la empresa que accede a la jubilación parcial.

 

La transformación de la jornada en un contrato de trabajo.

¿Puede el empresario cambiar la jornada de tiempo completo a tiempo parcial?

La legislación prohíbe expresamente la posibilidad de una jornada a tiempo completo sea transformada por voluntad del empresario en jornada a tiempo parcial. Dicha prohibición viene contenida expresamente en el artículo 12.4 e) del Estatuto de los Trabajadores.

La única posibilidad para transformar el contrato a tiempo parcial es mediante el pacto entre el empresario y trabajador, pero en ningún caso imponerlo al trabajador de forma permanente, sin perjuicio de que temporalmente pueda llevar a cabo una reducción temporal de jornada como veremos en la parte final de la esta publicación.

 

¿Puede el empresario cambiar la jornada de tiempo parcial a tiempo completo?

Del mismo modo que se prohíbe la transformación unilateral de jornada completa en a jornada parcial, tampoco se permite la transformación de jornada parcial a jornada completa.

No obstante nada impide que el empresario amplíe o reduzca de forma unilateral la jornada del trabajador a tiempo parcial, pero siempre que no alcance a ser una jornada completa. Este cambio podría llevarlo a cabo mediante el procedimiento de modificación sustancial de condiciones de trabajo, lo que implica que para llevarlo a cabo tenga que justificarlo en la concurrencia de causas económicas, técnicas organizativas o productivas.

 

¿Qué puedo hacer si la empresa me quiere imponer el cambio?

No son pocos los casos en los que las empresas, contraviniendo lo dispuesto en la legislación, tratan de imponer al trabajador una jornada parcial cuando el trabajador está disfrutando de una jornada completa.

En algunas ocasiones hemos observado como se ha tratado que el trabajador firme un documento en el que se indica que ambas partes, empresa y trabajador, han acordado la transformación de la jornada. Esta es la única manera en que la empresa podría legalmente transformar el contrato y por ello en algunas ocasiones se recurre a esta clase de artimañas. Lo mejor en estos casos es no firmar el documento o en otro caso indicar “no conforme” en el mismo para que no quede asomo de duda sobre la inexistencia del pacto entre las partes.

La forma de reaccionar ante esta imposición ilegal es la presentación de demanda ante los Juzgados de lo Social, solicitando el restablecimiento de las condiciones que disfrutaba el trabajador con anterioridad al cambio y la devolución de las cantidades que hayan dejado de cobrarse como consecuencia de la modificación impuesta (esto se dará cuando el cambio haya sido de jornada completa a parcial). Esta demanda debe ser impuesta en el plazo de 20 días hábiles (que se hábiles implica que se excluyen del plazo sábados, domingos y festivos).

 

¿Puede la empresa despedirme por negarme a la transformación?

No. La empresa en ningún caso puede tomar represalias contra el trabajador por haberse negado a transformar su jornada. Si la empresa lo hiciera el despido sería declarado nulo, pues en estos casos el trabajador cuenta con lo que llamamos garantía de indemnidad.

No obstante esto no implica que la empresa no pueda llevar a cabo un despido por causas objetivas, siempre y cuando ese despido no se realice como consecuencia de la negativa del trabajador y demuestre que efectivamente la causa es otra de las posibles dentro del despido por causas objetivas.

 

Supuestos en los que se admite la transformación.

Las reducciones temporales de contrato: expediente de regulación de empleo temporal.

Las empresas pueden legalmente conseguir que un trabajador a jornada completa trabaje menos horas de las que le corresponde, cuando concurran circunstancias económicas, técnicas, organizativas o productivas que lo justifiquen.

Este cambio, eso sí, será temporal y tendrá que aplicarse siguiendo los trámites del Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERE Temporal).

No se trata en realidad de una transformación de la jornada, que seguiría siendo completa, sino de una reducción temporal del número de horas trabajadas.

 

Cambio de jornada por voluntad del trabajador.

Propuesta al empresario para llegar a un acuerdo.

Del mismo modo que el empresario no puede imponer la transformación, tampoco el trabajador puede decidir y exigir dicha transformación de jornada, ya sea de jornada parcial a jornada completa o viceversa.

Cuando sea el trabajador del que parta la intención de realizar el cambio, éste tendrá que proponerselo al empresario y llegar a un acuerdo.

 

Reducción temporal de jornada por cuidado de hijos o familiares.

Los trabajadores tienen derecho a reducir voluntariamente su jornada de trabajo, con reducción proporcional del salario, en los siguientes casos:

  • Cuidado de hijos menores de 12 años.
  • Cuidado de familiares.
  • Cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.

Estas son reducciones en la jornada de trabajo de carácter temporal y que no implican una transformación del contrato, sino una simple reducción temporal en la jornada que volverá a la jornada indicada en el contrato en cuanto finalice el periodo de reducción.

La reducción de jornada por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave da derecho a la percepción de una prestación mientras dura la misma, mientras que las restantes reducciones a las que puede acceder el trabajador voluntariamente no da derecho a percepción de prestación alguna, tampoco de desempleo.

[Total:0    Promedio:0/5]
Posts recientes

Dejar un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar