fbpx

Diferencias entre trabajador por cuenta ajena y autónomo.

 

Concepto.

Una de las cuestiones más controvertidas en el ámbito del trabajo de los tiempos que vivimos tiene que ver con las modalidades de trabajo de la era digital y los cambios que suponen respecto a la ejecución tradicional del trabajo, ya que la tecnología ha permitido prestar servicio con mayor flexibilidad en cuanto a la distribución del tiempo de trabajo y el lugar de ejecución. Pensemos en actividades relacionadas con el reparto a domicilio mediante pedidos online o el transporte de viajeros por carretera. Muchos empresarios de estas plataformas han aprovechado esta mayor flexibilidad para catalogar la relación que les une (a esos repartidores, conductores, vendedores, entre otros profesiones) como mercantil, al margen del contrato de trabajo.

 

¿La mayor flexibilidad hace que el trabajador sea autónomo?

Sin embargo esa mayor flexibilidad en la ejecución del trabajo no justifica en ningún caso la pérdida de la condición de trabajador por cuenta ajena, ya que la catalogación de un trabajador como autónomo no viene determinada porque no cuente con horario fijo o porque tenga cierta flexibilidad a la hora de determinar el lugar de ejecución de su trabajo, sino que viene condicionado por una serie de características o notas que conjuntamente consideradas nos permite llegar a la conclusión que ese trabajador está en una situación de dependencia o ajenidad. La dependencia o ajenidad del trabajador son los dos elementos fundamentales que permiten determinar que un trabajador lo es por cuenta ajena y no autónomo, y aún cuando en algunos casos están ligeramente suavizados nos permite seguir hablando de un trabajador por cuenta ajena.

Cuando un empresario utiliza los servicios de otra persona para la ejecución de un trabajo tiene dos opciones: o contrata con un autónomo respecto del cual tiene un reducido poder de dirección y mandato, o lo hace con un trabajador por cuenta ajena respecto del cual cuenta con plenos poderes de rectores y organizativos sobre la forma de ejecutar el trabajo.

Todo lo que quede fuera de eso no está permitido. No es posible tener control organizativo y disciplinario sobre una persona y mantener con él una relación mercantil como autónomo, ya que en este caso la relación es por cuenta ajena con independencia de cómo las partes hayan llamado a esa relación y como lo hayan firmado en papel u oralmente. Es un caso de falso autónomo. Las cosas son lo que los hechos dicen y no lo que las partes definen, y en ese caso el trabajador que presta servicios tiene derecho al reconocimiento de los mismos derechos que un trabajador por cuenta ajena.

 

Características del trabajador por cuenta ajena.

¿Cuando se es un trabajador por cuenta ajena?

Cuando se cumplan los siguientes requisitos eres un trabajador por cuenta ajena, y no un autónomo, con independencia de que la persona con la que hayas contratado te haya obligado a darte de alta como autónomo:

 

  • Dependencia:
    Podemos afirmar que existencia dependencia entre tú y el empresario al que prestas servicios cuando concurren las siguientes circunstancias:
    • Se produce cuando se está incluido en el ámbito organizativo de la empresa, y tienes que cumplir las órdenes, mandatos y directrices que el empresario te imponga en la manera en la que tienes que desarrollar tu actividad.
    • Estás subordinado a las personas que tienen el poder de mando.
    • Estás sometido a las normas disciplinarias de la empresa, de forma que si te retrasas en tu actividad o cometes cualquier otro incumplimiento a juicio de la empresa podría sancionarte disciplinariamente.
    • Ausencia de toda organización empresarial propia del trabajador.

La dependencia de la que hablamos se puede manifestar de diversas maneras, debiendo considerar todas ellas globalmente para llegar a la determinación de la existencia o inexistencia de la relación laboral, por ejemplo:

    • Si te dan libertad de horarios, ¿determina que no eres trabajador por cuenta ajena? No, la imposición de un horario denota la existencia de una relación por cuenta ajena, pero de su inexistencia no se puede extraer que no exista, ya que pueden concurrir otra serie de elementos o indicios de los que con claridad se pueda extraer que eres un trabajador por cuenta ajena.
    • Si te dan libertad para realizar el trabajo donde quieras ¿determina que no eres trabajador por cuenta ajena? No, de tal circunstancia individualmente considerada no se puede extraer que no exista relación laboral, ya que aunque tengas total libertad para elegir donde ejecutas el trabajo, el empresario puede estar regulando todos los aspectos en la forma y modo de ejecutar tu trabajo, e incluso controlando todos tus movimientos mediante dispositivos electrónicos.

Más que del análisis de cada elemento individualmente considerado (horario, lugar de ejecución…), lo que es verdaderamente importante para establecer la existencia de la nota de dependencia es la concurrencia de directrices por parte de la persona que tiene el poder de mando, y apreciar de forma individual cada uno de los elementos (horario, jornada, lugar…) como hechos indiciarios de la posible existencia de la nota de dependencia.

 

  • Ajeneidad.
    • Los resultados del trabajo ejecutado no pertenecen al trabajador sino a la empresa (es lo que se llama ajeneidad en los frutos).
    • Que sobre el empresario recaiga el resultado económico, ya sea adverso o favorable, sin que el trabajador tenga participación alguna en el riesgo.
    • Se adoptan por el empresario las decisiones relativas a las relaciones de mercado o con el público, como fijación de precios o tarifas, selección de clientela, indicación de personas a atender.
  • Personalísimo.
    • Es un elemento fundamental que el que tenga que ejecutar el trabajo por cuenta ajena sea una persona concreta, sin que pueda ser sustituida en su relación por otra persona, salvo en la aplicación del régimen legal de suplencias o sustituciones.

 

¿Cómo se formaliza la relación por cuenta ajena?

La relación entre un trabajador por cuenta ajena y su empresario nace desde que hay un acuerdo de voluntades (contrato) sobre la prestación de servicios del primero a cambio de una una retribución del segundo.

La modalidad contractual a utilizar, el contrato de trabajo, ha de ser de las previstas en el Estatuto de los Trabajadores (ET).

 

¿Es un conductor de Uber un trabajador por cuenta ajena?

Mucho se ha hablado en los últimos años de la relación que une a los conductores de nuevas empresas que se dedican mediante el uso de plataformas digitales a prestar servicios de transporte o de envíos a domicilio. Es el caso de Uber, empresa dedicada al transporte de viajeros por carretera, que de inicio utilizaba a conductores mediante un contrato mercantil excluyendo cualquier posibilidad de contratarlos como trabajadores por cuenta ajena, alegando una supuesta libertad de la que disponían en la ejecución de su trabajo.

Pero realmente, hay indicios suficientes, como así se han pronunciado los tribunales en diversas ocasiones, para afirmar que dichos trabajadores deben de ser contratados por cuenta ajena.

Citamos alguno de ellos:

¿A qué control están sometidos los trabajadores?

    • Deben superar una entrevista personal en la que se valorarán sus aptitudes.
    • Reciben instrucciones sobre la vestimenta que deben utilizar, el trato que deben darle a los usuarios del servicio, música que debe utilizarse en el coche, etc.

¿Los frutos del trabajo donde recaen?

    • El precio es fijado por la empresa.
    • El pago por el cliente se efectúa directamente a través de la plataforma digital. Posteriormente el conductor recibirá de Uber la comisión que le corresponda.
    • El conductor tiene prohibido aceptar cualquier tipo de emolumento por parte del usuario, ni siquiera propinas.

¿Dispone el conductor de estructura propia?

    • Uber puede excluir a los conductores que no cumplan determinados requisitos en cuanto al número de viajes hechos.
    • Imposibilidad de aceptar trayectos fuera de su zona asignada.
    • Determinación de las zonas en que deben operar.

Esto es igualmente aplicable a otras plataformas digitales que operan en sectores tanto del transporte de viajeros como de otros sectores como puede ser el envío de productos a domicilio.

 

Características del autónomo.

¿Qué es un trabajador por cuenta propia o autónomo?

El autónomo o trabajador por cuenta propia, es aquel que trabaja directamente para el mercado, ofreciendo su trabajo a uno o varios empresarios sin integrarse en la estructura organizativas de estos. El autónomo debe tener una organización propia e independencia para decidir como prestar servicios, con libertad para aceptar o no encargos, aportando medios de producción, no cediendo anticipadamente el fruto de la prestación de servicios y ateniéndose al resultado económico favorable o adverso del negocio.

La actividad del autónomo dirigida a uno o varios empresarios en forma de obra o servicios, consiste en una prestación libre, por cuenta del contratante, no sometida a horario, jornada, obediencia, disciplina, no organizada por el empresario, sino por el contratista que contrata con el principal.

 

¿Cómo se formaliza la relación entre un autónomo y un empresario?

El autónomo que se compromete frente a uno o varios empresarios a la prestación de servicios determinados o a la realización de obras, concurriendo las condiciones de independencia y falta de ajenidad, formalizará su relación mediante un contrato de naturaleza mercantil.

Los contratos mercantiles que usualmente celebra el trabajador por cuenta propia con un empresario son los siguientes:

  • Contrato de arrendamiento de obra.
    Cuando como autónomo te obligues a la realización de un resultado, sin atender al trabajo que lo crea, el arrendamiento es de obra.
  • Contrato de arrendamiento de servicio.
    Si en cambio te obligas a realizar un servicio o trabajo o una actividad en sí misma, sin que el resultado de esa actividad sea el objeto del contrato, el arrendamiento es de servicio.

 

Cuando como trabajador autónomo prestes servicios no para otra empresa sino para un particular, las modalidades contractuales serán normalmente las mismas (contrato de arrendamiento de obra o de arrendamiento de servicio), aunque tendrán naturaleza civil en vez de mercantil.

 

El falso autónomo.

¿Qué es un falso autónomo?

Cuando una empresa ofrece un contrato mercantil, con obligación por tu parte de darte de alta como autónomo, para trabajar estando sometido a horario, jornada, y lo que es más importante, la prestación de tus servicios está organizada por el propio empresario, sometido a obediencia y disciplina: serás falso autónomo.

Un falso autónomo no es más que un trabajador que realiza tareas en unas condiciones propias de un trabajador por cuenta ajena, pero que administrativamente está dado de alta como autónomo. Realmente eres un trabajador por cuenta ajena, con todos tus derechos, pero que está dado de alta en un régimen laboral y de seguridad social equivocado.

 

¿Cómo actuar si soy un falso autónomo?

Ante estas situaciones puedes pedir a la empresa que regularice tu situación, o en caso contrario presentar denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social o demandar ante los juzgados, con lo que podrás conseguir el reconocimiento del contrato por cuenta ajena indefinido y a tiempo completo y todos los derechos acumulados como si hubieras estado contrato por cuenta ajena desde el inicio. Podemos citar los siguientes:

  • Se te reconocerán tu vida laboral los días en alta y cotizados que te correspondan dentro de los últimos 4 años.
  • Cuando se genere una prestación y hayas estado trabajando más de 4 años como falso autónomo (y logres demostrarlo), dado que el reconocimiento de días en alta y cotizados no va más allá de los últimos 4 años, tendrás que reclamar al empresario el pago de la prestación por la parte proporcional a los años trabajados que no constan en alta en la vida laboral por haber prescrito.
  • Tienes derecho a que te reingresen las cotizaciones que hiciste como autónomo.
  • Tienes derecho a que se te reconozca la antigüedad desde la fecha en que demuestres que has estado prestando servicios como falso autónomo.
  • Se te reconocerá la contratación como indefinido a tiempo completo.
  • Tendrás derecho a que se te devuelva la diferencia entre lo que cobraste como falso autónomo y lo que debiste de haber cobrado como trabajador por cuenta ajena conforme al convenio colectivo aplicable.

 

En este artículo que pueden consultar hablamos más en profundidad de los falsos autónomos, y de las consecuencias de su regularización no solo para el falso autónomo sino también para el empresario.

[Total:0    Promedio:0/5]
Posts recientes

Dejar un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar