fbpx

Las faltas y sanciones al trabajador.

 

Concepto de falta y sanción.

Como trabajador estás obligado a realizar el trabajo pactado bajo el poder directivo del empresario o de la persona en que el empresario delegue.

Ante el incumplimiento por tu parte del trabajo pactado, en las mismas condiciones que fueron convenidas, el empresario puede hacer uso de su poder disciplinario, esto es, de imponerte una sanción por dicha falta.

Actuaciones sancionables.

¿Qué conductas son sancionables?

El Estatuto de los Trabajadores (artículo 58) establece que los trabajadores pueden ser sancionados por las empresas por incumplimientos laborales (faltas), y que a tal efecto se atenderá a la graduación de faltas y sanciones establecida en:

  • El Convenio colectivo.
  • En la legislación.

Esto quiere decir que el empresario no te podrá sancionar por conductas que no estén recogidas en el convenio colectivo o en las normas vigentes, aunque realmente puede sancionar cualquier conducta que según su criterio sea “transgresión de la buena fe contractual” o un “abuso de confianza”, conceptos realmente amplios que el empresario puede utilizar para sancionar todas aquellas conductas que según su criterio supongan un incumplimiento del vínculo contractual y que no vengan expresamente recogidas en el convenio colectivo o cualquier otra norma. No obstante el juez, tras la interposición de la demanda, valorará si realmente la conducta se amolda dentro del concepto de “transgresión de la buena fe”, “abuso de confianza” o cualquier otro incumplimiento recogido en la legislación o convenio colectivo.

 

¿Cómo suelen aparecer recogidas las faltas?

Los convenios colectivos suelen establecer tablas de faltas y sanciones laborales, generalmente muy pormenorizadas.

Por un lado se distinguen las faltas, que pueden ser leves, graves y muy graves, a las que le corresponden sanciones, que van desde la simple amonestación verbal, suspensiones de empleo y sueldo, traslados forzosos, inhabilitaciones para el ascenso o, en los casos más graves, el despido.

Vamos a tomar como ejemplo el Convenio Colectivo del Sector Textil de la Comunidad de Madrid para citar alguna de las faltas relativas a los retrasos o inasistencia al trabajo, y las correspondientes sanciones.

  • Faltas.
    • Faltas leves.
      La suma de faltas de puntualidad en la asistencia al trabajo cuando exceda de
      quince minutos en un mes.
    • Faltas graves.
      La suma de faltas de puntualidad en la asistencia al trabajo cuando exceda de treinta minutos en un mes.

    • Faltas muy graves.
      Faltar más de dos días al trabajo sin la debida autorización o causa justificada en un año.
  • Sanciones.
    • Sanciones leves.
      Amonestación Verbal. Amonestación por escrito. Suspensión de empleo y sueldo de hasta 3 días.
    • Sanciones graves.
      Suspensión de empleo y sueldo de 3 a 15 días.
    • Sanciones muy graves.
      Suspensión de empleo y sueldo de 16 días a 60 días, hasta la rescisión del contrato de trabajo en los supuestos en que la falta fuera calificada en su grado máximo.

 

¿Me pueden despedir por cometer una falta leve?

Se debe guardar proporcionalidad entre las falta cometida y la sanción impuesta, de forma que a una falta leve no le corresponde la mayor de las sanciones como es la del despido. Si el empresario realiza el despido como consecuencia de una falta leve, podrás interponer demanda y el juez la revocará parcialmente obligando al empresario a ponerte una sanción que sea proporcional a la falta cometida.

 

¿Estoy obligado a cumplir todas las órdenes bajo la amenaza de sanción?

Con carácter general estás obligado al cumplimiento de la órdenes empresariales. Si no estás de acuerdo con la misma el modo de proceder es obedecerla y posteriormente reclamarla judicialmente.

No obstante hay una serie de supuestos en los que podrías negarte sin que el empresario pueda legalmente tomar ningún tipo de represalia:

  • Órdenes dadas por una persona con falta de capacidad.
  • Órdenes que sean atentatorias contra el ordenamiento penal.
  • Órdenes que sean contrarias a las reglas profesionales y su cumplimiento supongan un descrédito profesional.
  • Órdenes peligrosas cuyo cumplimiento implique grave riesgo para la salud o integridad física.

Ejemplo! El capataz de una obra de construcción de un inmueble obliga a dos de sus trabajadores a subirse a un andamio de seis alturas para continuar con la labores de encofrado, sin ningún tipo de sujeción ni de medidas de seguridad, incumplimiento en su totalidad la normativa de prevención de riesgos laborales. Esos dos trabajadores podrán negarse a realizar el servicio solicitado sin que el empresario pudiera tomar medidas disciplinarias al respecto, en cuyo caso podrías demandar para que un juez revoque la sanción impuesta.

 

 

Límites a la imposición de sanciones.

¿Puede la empresa imponerme cualquier sanción?

Hay una serie de limitaciones, ya que el empresario no puede imponer sanciones que consistan en:

  • Reducción de la duración de las vacaciones u otra minoración de los derechos al descanso.
  • Multa (pago de cantidad dineraria).

 

¿Qué plazo tiene la empresa para sancionarme? (prescripción de las sanciones).

El empresario tiene un plazo determinado para sancionar una determinada conducta, transcurrido el cual la falta prescribe.

  • Faltas leves: plazo 10 días para sancionarla desde que tiene conocimiento de la misma
  • Faltas graves: 20 días para sancionarla desde que tiene conocimiento de la misma.
  • Faltas muy graves: 60 días para sancionarla desde que tiene conocimiento de la misma.

 

En todo caso, se conozcan o no por el empresario, las faltas prescribirán a los 6 meses a contar desde que se hubieran cometido.

 

Procedimiento para la imposición de sanción por el empresario.

¿Qué procedimiento tiene que seguir el empresario para ponerme una sanción?

Cuando la sanción sea por faltas graves o muy graves el empresario tiene que hacerte la notificación de la misma por escrito.

En el caso de las faltas leves no estaría obligado por ley, aunque el convenio colectivo podría también extender esa obligación a las sanciones de esas naturaleza.

Con carácter general el convenio colectivo de aplicación regulará el procedimiento para la imposición de sanciones.

 

¿Qué pasa si la sanción que se impone es muy grave?

Cuando se trate de infracciones muy graves, la empresa deberá comunicar su decisión a los representantes legales y sindicales de los trabajadores.

 

¿Qué pasa cuando el trabajador al que se le quiere imponer la sanción es representante legal de los trabajadores?

Cuando el trabajador sea un representante legal de los trabajadores (ya sea delegado de personal o miembro del comité de empresa), y la infracción sea grave o muy grave, la empresa tendrá que abrir lo que se llama procedimiento contradictorio, esto es, un periodo de consultas e información con el propio trabajador afectado y con los restantes miembros de la representación legal de los trabajadores. Este procedimiento contradictorio está previsto también en el supuesto de despido disciplinario. Es por tanto que se contempla en los supuestos de infracciones más graves de los trabajadores, al preverse en los casos de generales faltas graves o muy graves, y más específicamente también en los procedimientos de despido disciplinario.

El convenio colectivo aplicable podría extender la obligación de abrir el periodo de consultas cuando la sanción se imponga a cualquier trabajador de la empresa, sea o no representante legal de los trabajadores.

En la apertura del procedimiento contradictorio con los representantes de los trabajadores, el empresario tiene que indicar la siguiente información:

  • Hechos que conforme a su criterio constituyen falta.
  • Preceptos vulnerados (ya sea de la legislación o del convenio colectivo).

Posteriormente el trabajador tiene que formular escrito de alegaciones a la imposición de la sanción, en un plazo que podrá indicar el empresario al inicio del procedimiento contradictorio pero que en cualquier caso no podrá ser inferior al indicado en el convenio colectivo.

Impugnar la sanción.

 

¿Qué plazo tengo para impugnar la sanción?

Cuando el empresario te ponga una sanción podrás presentar demanda en los juzgados de lo social, en el plazo de 20 días hábiles a contar desde el momento de imposición de la sanción.

¿Tiene que hacerse acto de conciliación antes de presentar la demanda?

Sí. Antes de interponer la demanda y dentro de ese plazo de 20 días hábiles tienes que presentar papeleta de conciliación laboral.

Presentar la papeleta amplía el plazo de 20 días hábiles para interponer demanda, ya que el plazo se ve paralizado por al menos 15 días, que podrían ser menos si antes se realiza el acto de conciliación.

 

¿Quién tiene que probar los hechos?

Sobre el empresario recae la carga de probar los hechos que constituyen la infracción que te impone. Es importante destacar que no podrá aportar en el proceso judicial hechos diferentes a los indicados en la comunicación inicial.

 

¿Qué consecuencias puede tener la sentencia judicial?

La sentencia judicial se pronunciará en alguno de los siguientes sentidos:

  • Confirmación:
    Cuando el juez confirma la sanción está dando una triple validación: del procedimiento para su notificación, de la concurrencia de los hechos constitutivos de falta y la correcta calificación hecha por el empresario en la proporcionalidad de la sanción impuesta con la falta cometida.
  • Revocación total:
    Puede deberse a que los hechos alegados por el empresario no han sido lo suficientemente acreditados o que habiendo siendo acreditados el juez estima que no constituyen falta sancionable.
  • Revocación parcial:
    En este caso el los hechos han quedado acreditados pero el juez considera que la calificación de la falta es incorrecta, esto es, la sanción impuesta no se corresponde con la gravedad de la falta cometida. En estos casos el empresario ha impuesto una sanción de mayor gravedad a la falta cometida, debiendo imponer una sanción menor salvo que ésta no hubiera prescrito en el momento de imponer la primera sanción.
  • Nulidad:
    • Será nulo cuando no se haya cumplido con los requisitos formales en lo a su notificación se refiere.
    • También será nula cuando se imponga una sanción que no esté contemplada ni en la legislación ni en el convenio colectivo aplicable, o cuando consista en alguna de las expresamente prohibidas (consista en la reducción de las vacaciones o en la reducción de haberes).
    • También será nula cuando se haya vulnerado los derecho fundamentales o libertades públicas o se haga teniendo como móvil alguna de las causas de discriminación contempladas en la Constitución Española o en la ley.
    • También será nula cuando al imponerle sanción a un representante de los trabajadores y tratándose de infracciones graves o muy graves, no se haya abierto el procedimiento contradictorio al que nos hemos referido anteriormente.

 

¿Se puede recurrir la sentencia judicial sobre sanciones?

Únicamente se puede recurrir cuando se trate de sanciones por faltas muy graves. En los casos de faltas leves o graves la resoluciones judiciales son irrecurribles.

[Total:0    Promedio:0/5]
Posts recientes

Dejar un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar