fbpx

Distribución irregular de la jornada.

 

Concepto.

¿Qué es la distribución irregular de la jornada de trabajo?

La distribución irregular de la jornada es la autorización que el Estatuto de los Trabajadores da a los representantes de los trabajadores para poder establecer periodos a lo largo de un año en los que sean superados el límite máximo de 40 horas semanales de trabajo. El Estatuto de los Trabajadores establece que el límite máximo de la jornada de trabajo debe ser de 40 horas semanales, pero en cómputo anual, por lo que pueden existir semanas en las que se trabaje más y menos de 40 horas semanales si bien haciendo que en promedio ese límite sea respetado de forma que no pueda superarse el límite anual de 1826 horas.

Esta es una manera de facilitar las cosas al empresario en la medida en que, y sobre todo en determinadas profesiones estacionales, se produzca una acumulación de trabajo en determinados periodos a lo largo del año y sea necesario incrementar por encima del límite máximo legal dicha jornada sin acudir a las horas extraordinarias. En circunstancias normales la superación de las 40 horas semanales implicaría sobrepasar el límite máximo de jornada de trabajo y por tanto la existencia de horas extraordinarias, con el coste adicional que para el empresario implica la existencia de estas horas.

 

Establecimiento.

¿A quién autoriza la ley a establecer una distribución irregular de la jornada?

Puede establecerse mediante convenio colectivo, o en su defecto por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

En defecto del pacto anterior se autoriza también a la empresa a establecer dicha distribución.

 

¿Puede la empresa establecer la distribución irregular de la misma manera que los representantes de los trabajadores -ya sea mediante pacto o convenio-?

No. Si es la empresa la que acude a dicha distribución contará con una mayor limitación como es la de que no podrá superar las 40 horas semanales en un 10% de la jornada máxima anual. Ya que la jornada máxima anual es de 1826 horas, el 10% de dicha cantidad se corresponde con unas 182 horas al servicio de la empresa para ser distribuidas de forma irregular a lo largo de los doce meses correspondientes.

 

¿Existe plazo para compensar los excesos o defectos de jornada derivados de la distribución irregular?

Se debe de acudir a lo dispuesto en el convenio colectivo o, en su defecto, al acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores.
En defecto de lo anterior la ley establece un plazo de compensación de 12 meses a contar desde el momento en que se produzcan.

 

¿Con cuánta antelación debe el empresario avisar al trabajador de la distribución irregular?

El preaviso mínimo ha de ser de 5 días.

 

Límites a la distribución irregular.

¿Ha de estar justificada la distribución irregular?

En el caso de que sea el empresario el que la lleve a término, dicha decisión debe de estar justificada en criterios técnicos u organizativos, no puede tratarse de una decisión arbitraria en la medida en que podrá ser objeto de revisión judicial.
En conveniente además que la empresa cuente con un protocolo interno que informe a los trabajadores sobre el uso de este mecanismo, para evitar sobresaltos y evitar que pueda existir cierta confusión en lo que se refiere a la diferenciación con la modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

 

¿Cuales son los límites de la distribución irregular?

En todo caso debe de respetar lo siguiente:

  • No alterar en cómputo anual la jornada contratada.
  • No alterar lo establecido como días laborables o no laborables conforme al calendario laboral establecido en la empresa.
  • Respetar el descanso mínimo de 12 horas entre jornadas.
  • Descanso, al menos, de 15 minutos en jornadas continuadas superior a seis horas.
  • Límites para aquellos trabajadores menores de edad.
  • Descanso semanal: los trabajadores tendrán derecho a un descanso mínimo semanal, acumulable por períodos de hasta catorce días, de día y medio ininterrumpido que, como regla general, comprenderá la tarde del sábado o, en su caso, la mañana del lunes y el día completo del domingo.
  • Trabajo diario: el número de horas ordinarias de trabajo efectivo no podrá ser superior a nueve diarias, salvo que por convenio colectivo o, en su defecto, acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores, se establezca otra distribución del tiempo de trabajo diario, respetando en todo caso el descanso entre jornadas.

 

¿Puede el empresario obligar al trabajador a prestar servicios mediante distribución irregular saltándose los días de descanso semanal?

No. En ese caso no se trataría de una distribución irregular de la jornada, sino que directamente se estaría cambiando la misma. Recordamos que la distribución irregular consiste precisamente en modificar la jornada (esto es, el número de horas trabajadas, en este caso semanalmente), pero no autoriza a modificar la distribución de la jornada (días de trabajo a la semana: por ejemplo lunes a viernes) ni el horario de trabajo (hora de entrada y de salida). Resulta fundamental distinguir estos tres conceptos: jornada, distribución del tiempo de trabajo y horario, para entender que el mecanismo que aquí explicamos se refiere exclusivamente a la afectación del primero de los conceptos, la jornada de trabajo.

[Total:0    Promedio:0/5]
Posts recientes

Dejar un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar