Concurrencia de beneficiarios en la pensión de viudedad, ¿qué pasa si muere uno de ellos?

En el presente asunto vamos a tratar el supuesto en el que hay más de un beneficiario de la pensión de viudedad respecto de un mismo fallecido.

 

Dicha concurrencia de beneficiarios se produce respecto del que era cónyuge en el momento del fallecimiento y todos los que habiendo sido cónyuge en un momento pasado ahora en su condición de ex-cónyuges son:

  • Perceptores de pensión compensatoria.
  • O fueron víctimas de violencia de género.

 

El Tribunal Supremo (TS) ha dictado la sentencia número 613/2021 de 9 de junio en la que reconoce la pensión íntegra de viudedad al viudo que era cónyuge en el momento del fallecimiento del causante cuando existiendo concurrencia de beneficiarios de la pensión de viudedad, fallece el ex cónyuge del causante y que era también perceptor de la pensión de viudedad.

concurrencia viudas 2

concurrencia viudas 2

El Alto Tribunal aplica las reflexiones de la STS número 1015/2017 de 19 de diciembre, en la que se concluyó que si la cuantía correspondiente al ex-cónyuge superaba el importe de la pensión compensatoria, el exceso debía revertir en favor de quien fuese cónyuge (o asimilado) en el momento del fallecimiento.

Lo que se recogió en el criterio de gestión 10/2018.

 

Reconoce el TS que el problema abordado en la sentencia de 2017 es diverso del que se plantea ahora, si bien, considera que las pautas interpretativas allí asumidas pueden ayudar a resolver la cuestión debatida en la sentencia de 2021.

Señala que “opera una especie de vasos comunicantes porque la bajada o subida de la pensión percibida por cada uno de los beneficiarios repercute en el otro”, por lo que “cuando la pensión del excónyuge se extingue, esa misma porción se traslada a la pensión del cónyuge (o pareja) conviviente”.

 

Razona que, de no haber existido pensión concurrente, el cónyuge supérstite habría podido percibir la totalidad de la pensión con independencia del tiempo de duración del matrimonio, por lo que tras extinguirse el derecho a percibir pensión de viudedad por parte de la primera esposa del causante, recupera toda su amplitud el derecho originario e íntegro de la viuda.

“No se trata de realizar un nuevo cálculo, ni de revisar los porcentajes de pensión que deba abonar el INSS ni, mucho menos, de aplicar normas sobrevenidas al hecho causante sino de que cese el descuento o reparto que ha tenido sentido solo en tanto existía concurrencia de personas beneficiarias. (…) Lo único que sucede es que desaparece la causa por la que su importe no era satisfecho íntegramente a la viuda. Y, eso sí, se dispensa una protección acorde con el carácter contributivo que posee la viudedad examinada, ya que es el causante quien cumplió los requisitos exigidos para que el sistema abonase una pensión de viudedad a su fallecimiento, con independencia de si era o no compartida.”

Concluye el TS que “en supuesto de concurrencia de personas beneficiarias, al importe de pensión de viudedad que le corresponde al cónyuge supérstite (en proporción al tiempo de convivencia con el causante) se le debe añadir la porción de pensión que (en razón de ese mismo parámetro) ha venido percibiendo el ex-cónyuge a partir del momento en que se extingue este derecho.”

Advierte el Alto Tribunal que “la solución expuesta no puede trasladarse ni al supuesto inverso (fallecimiento de la persona viuda y supervivencia del cónyuge histórico), ni a otros en los que hay concurrencia de diverso tipo (por ejemplo, entre ex-cónyuges) o en los que son otras personas (huérfanos) a quienes el legislador desea que se destine el importe de la pensión extinguida, ni a cualesquiera otros diversos.”

 

 

Conclusión.

En razón de lo expuesto, y con independencia de la legislación por la que se le hubiese reconocido la pensión de viudedad:

 

  1. Desde el momento en que se extinga por fallecimiento el derecho del ex-cónyuge a la pensión de viudedad, el cónyuge supérstite o pareja actual pasará a percibir la pensión íntegra.

Lo establecido en el párrafo anterior también se aplicará cuando se extinga el derecho del ex-cónyuge a la pensión de viudedad por cualquier otra causa legalmente establecida.

No obstante, lo dispuesto en este apartado 1 no será aplicable en aquellos supuestos en los que el legislador haya previsto que la parte de pensión de viudedad del ex-cónyuge deba incrementar la cuantía de la pensión de orfandad o en favor de familiares.

 

  1. Tal y como advierte el TS, en el supuesto inverso -fallecimiento del cónyuge supérstite (o pareja actual)-, no procede reconocer la pensión íntegra al ex-cónyuge (quien no habría podido percibir la pensión íntegra aun cuando no hubiese existido concurrencia de beneficiarios, al aplicarse los límites del periodo de convivencia con el causante y de la pensión compensatoria).

 

 

 

Redacción Iberlaboral.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
Posts recientes

Dejar un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar